lunes, 7 de abril de 2008

Crónica PlastidePoP 2008

Allá va mi crónica del Plasti para el Submarinauta. Fotos realizadas por Marta Esteban.

Llegaba este fin de semana la 5ª edición del festival Plastidepop, ya un clásico de nuestra ciudad, repitiendo ubicación en la sala Oasis, que este año mejoró su sonido notablemente.
Supone esta edición un discreto giro de timón en la filosofía del festival, dejando de lado los grupos de electro petardo que llenaban los carteles de años anteriores (Putilatex, Chico y Chica, Lkan, Superputa, el Gran Puzzle Cozmico...) para sustituirlos por el pop nacional en su estado más puro donde las guitarras son las protagonistas.

Así encabezaban el cartel los granadinos Lori Meyers y el leonés Álex Cooper, dos primera división nacionales, que aún no se habían estrenado en el festival zaragozano.

Comenzaban el viernes, con una sala Oasis un tanto floja de aforo, los locales Gascoigne, dando muestras de un pop fresco y cercano a grupos como Family, Clovis o Tachenko. Continuaron La La Love You con su punkipop eurovisivo y almibarado: camisetas rosas, corazones, piruletas, versión de chas! y aparezco a tu lado y cierre con su tema Miriam Díaz Aroca, lograron entretener al público que llegaba a la Oasis a ver a los dos principales reclamos de la noche: Airbag y Cooper.

El trío de Estepona son la referencia del punk –pop en nuestro país: sonido Ramones, estribillos pegadizos que invitan al pogo y unas letras adolescentes y divertidas. Tocaron la mayoría de temas de su reciente lanzamiento Alto Disco como Spoiler, Salva mi domingo, Tus rechazos golpean dos veces o el single Comics y Posters, así como viejos temas de la banda como Elena (aunque muchos nos quedamos con ganas de Marta no es una punk, que no pudieron tocar por falta de tiempo).

Cerraron la primera jornada la banda leonesa Cooper, proyecto de Álex Díez tras los Flechazos. Y a pesar de que la banda haya perdido protagonismo estos últimos 3 años, debido a sus publicaciones con cuentagotas (Álex decidió nunca más sacar LPs y dedicarse a los singles y EPs), su sonido fue impecable y sus temas sonaron a clásicos de siempre: Yo sé lo que te pasa, Un nudo en la garganta, Es tarde,747 o Cerca del Sol. También regaló su estupenda versión de Los Bólidos: Ráfagas de Amor y cumplió con su condición de cabeza del viernes.


La jornada del sábado comenzaba con unos F.A.N.T.A. que suenan a unos Airbag acelerados, canciones de 2 minutos y una actitud un tanto fría, que contagiaron al público que esperaba y se agolpaba en mucha mayor cantidad que la jornada anterior, a la espera del regreso a los escenarios de Vacaciones.

El grupo murciano volvía tras 2 años de parón y lo hizo a lo grande revelándose como la sorpresa del festival. Consiguieron contagiar su entuasiasmo a toda la sala Oasis - que ya llena esperaba la actuación de Lori Meyers- a través de sus míticos temas como Poppy Girl, Ahora sí! o Imperfecta, la actitud risueña de sus componentes femeninas: Ruth y María del Mar, acompañada de los molinillos a lo Pete Townshend de Rafa Skam a la guitarra hicieron las delicias de sus antiguos fans y los que los descubrieron esa noche.

Y llegaba el momento de los granadinos Lori Meyers, que presentaban su tercer disco -“Cronolánea”- en su cuarta visita a nuestra ciudad. Y sin duda alguna fueron los grandes triunfadores del PlastidePoP 2008. Con una sala abarrotada, sonaron los primeros compases de Intromisión (tema que abre Cronolánea) y aparecieron uno a uno los miembros del grupo,que para sorpresa de todos, cuentan ahora con dos miembros nuevos a la guitarra eléctrica y a las percusiones que acompañan a la batería. Con una mayor presencia de teclados y la novedad de dos canciones cantadas por su guitarrista, Noni y los suyos repasaron su tercer álbum casi al completo (solo faltó Saudade) y otras de sus dos discos anteriores: La mujer esponja, Mi pequeña muerte, Tokio ya no nos quiere o el cierre final con Viaje de Estudios, tras dos bises y tanto público como grupo entregado. Sin duda, el grupo joven más consolidado en la zona noble del panorama nacional, que disco a disco aumentan su número de seguidores y es en directo donde sus canciones mejoran notablemente.


Y con las divertidas y bailables sesiones de Luiliminili de Lkan y Dj Batidora, se ponía punto y final a esta edición, una más de un festival que consigue llenar la sala Oasis año a año, siendo fiel a su planteamiento con grupos nacionales de muy marcado perfil, y con la inseguridad de la respuesta del imprevisible público zaragozano ante carteles arriesgados como el de esta edición. Que dure muchos más.



A raíz de mi anterior entrada titulada "Carta a los reyes" podemos encontrar hoy ésto en el fotolog de Airbag:
"En Zaragoza estuvo muy bien el festival plastidepop, aunque quizás el cansancio del superviaje hizo que estuviéramos algo mermados, lo pasamos genial igualmente y la organización del plastidepop muy bien, nos trataron genial. No así la seguridad de la sala, que requisaban a la gente flotadores inflables, esas cosas tan peligrosas para la integridad física de la juventud.. en fin, que a la gente le corta el rollo este tipo de tonterías, y que uno va a un concierto a divertirse.. no se."





Lo de siempre, vamos.

2 comentarios:

Cis dijo...

es lo que tiene organizar cosas en la mierda de la Oasis... los porteros están acostumbrados a los canis y no a los popis...

Sergio H dijo...

Como siempre lo peor los TTBoys de seguridad y las Lapiedras sirviendo cervezas a 4 eurazos en un putovasoplástico. Y también el quemazo de 3 cm que se llevó mi sudadera por no poderla tirar encima de una barra y tener que llevarla colgada del brazo por miedo a que un gorila de esos que iban escuchando el carrusel me diese dos hostias por aparcarla en prohibido.
Ainssss