sábado, 14 de marzo de 2009

El disco de la semana

Y aunque puede que el primero fuera mejor, su continuador no tiene nada que envidiarle.

El nuevo trabajo de Manos de Topo, estaba junto a los próximos lanzamientos de Love of Lesbian y Pigmy en mi punto de mira prioritarios para este 2009 a nivel nacional.

Me daba un poco de miedo, pues tras ensalzarlos y casi mitificarlos a medida que más escuchábamos su Ortopedias Bonitas, su fórmula corría el riesgo de resultar cansina o repetitiva en su segundo trabajo.

Nada más lejos de la realidad, el universo bizarro de Manos de Topo sigue creciendo y creciendo empezando por el título y carátula del nuevo disco (clic para ampliar imagen)



La voz de Miguel Ángel continúa exactamente igual, así que a los que odiastéis (sé que no hay término medio con ellos) el primer disco os pasará lo mismo ahora.

A los que no os quedáis en una simple voz, os encantará: los arreglos superan al primer álbum, el teclado marca el ritmo y da una personalidad distinta a cada canción y las letras se superan a sí mismas; una oda al calzonismo y al rencor, al amor no correspondido y dignas de hacerse una camiseta con cada una para regalársela a tus ex novias.

Destacan de sobremanera: Ahora te sientes mejor, verdad? y el primer single Lógico que salga mal, que cierra el disco y recuerda un poco a La Estatua de la Libertad.



Aeropuertos de segunda, el cambio de ritmo de Libros de Autoayuda, Palabra de Eva Sanum o la bizarrísima Tortilla, dan muestra de que Manos de Topo son un grupo único, incomprendido, amado y odiado a partes iguales, como en su día lo fueron El Niño Gusano.

Bien es cierto, que esta comparación es tremendamente odiosa a la par que apetecible, si bien el campo en el que se mueven los catalanes es mucho más reducido musicalmente que los maños, y su capacidad de sorprender a partir de su siguiente disco seguirá en entredicho.

Pero el universo Manos de Topo ya es tremendamente oficial y absolutamente único, visible sólo por el telescopio de unos pocos locos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Tras una escucha en la playa, va ganando en esa lucha de titanes el de Love of lesbian. Aunque es muy pronto para sacar conclusiones.
trihor

Julio dijo...

Ya me empiezan a hartar las estupideces vertidas sobre este grupo tan mediocre musicalmente (siendo generosos) y pobre, facilón y misógino (hasta llegar a extremos filo-nazis) desde un punto de vista ¿lirico?.

La tan comentada tara de la voz principal no es la barrera que se debe superar para encontrar un grupo rico en texturas y matices; es más bien una pobreza más que se suma a una serie de características capaces de hororizar hasta el oído más tolerante.

Son obvios hasta la náusea, y tras esa voz estúpida e inerte no se encuentran más que sobradas muestras de posmodernidad desfasada (Dios, me dan ganas de reivindicar a Yes y Pink Floyd), vacío intelectual, y muchas ganas de no decir nada.

Si esto es pop, y del bueno, no sé qué leches intentan hacer grupos como Animal Collective y Black Dice buscando combinar melodías, ritmos y discursos inteligentes dentro de pequeñas piezas de orfebrería (cuando se nota que detrás de una canción no hay el más mínimo trabajo, malo) capaces de retar y poner en más de un aprieto las capacidad de escucha del oyente.

Este ¿nuevo? tratado de tópicos de chico-sensible-al-que-el-mundo-y-las-mujeres-tratan-peor-de-lo-que-se-merece resulta tópico, manido, nauseabundo, repetitivo y reciclado hasta niveles cercanos a la absoluta crispación del (sufrido) oyente.

Si esto es pop, estoy completamente fuera (y orgulloso de ello)

the Jau one dijo...

Después de escribir todo ésto, Julio, hasta tú mismo te darás cuenta que no son tan obvios o tópicos cómo dices. Desde luego no se puede decir que te hayan resultado indiferentes. No me molestaré en convencer a nadie, resulta imposible con Manos de Topo, está claro que tú eres de "la otra" mitad. Pues bien.

Yo nunca me molestaría en escribir ni convencer a nadie sobre un grupo que no me diga nada a su cuarta canción, que por otra parte los hay a patadas en nuestro país (Catpeople, Templeton, bla, bla, bla)

un saludo

Julio dijo...

Completamente en desacuerdo, precismanete lo que más molesto me resulta es el tratar de hacer excepción a un grupo que no tiene asideros. Comprendo (y no comparto en absoluto) la literatura que está surgiendo en torno a Joe Crepúsculo, artista inflado y sobrevalorado como pocos, pero que sin embargo sí que efectivamente posee una actitud y unas formas que lo hacen ¿diferente? y cuya forma de grabar las canciones sí que resulta una barrera que para apreciar hay que saltar; el problema es que probablemente en la mitad de las ocasiones no encuentro nada detrás. Efectivamente, no pillo lo de Joe Crepusculo.

Lo que me molesta más de Manos de Topo (de ahí lo furibundo del ataque) es esta especie de aura trascendente de "si no te gustan es que está al otro lado", "eres incapaz de verlo o entenderlo" y demás oposiciones artificiosas. No, no es eso, veo perfectamente lo que hay en Manos de Topo; DEMASIADO perfectamente. Y lo que hay ahí detrás es pobre, insulso y no da ni para enfadarse. Eso es lo que no soy capaz de tolerar, enarbolar como bandera de la polémica un grupo que no resiste ni medio análisis medianamente serio.

Anónimo dijo...

por fin alguén (Julio) fai xustiza, hostia

leña

the Jau one dijo...

Entiendo perfectamente tu postura y argumentos que creo que se evaporan por dos puntos que se resumen en tu conclusión final: Quizás a los que no os gustan Manos de Topo sois los que más os empeñáis en buscar lo "serio" de todo esto. Has visto la portada?Sus videoclips?sus fotos de promoción y entrevistas? Ellos son los primeros en no tomarse en serio.
No creo que haya que darle tantas vueltas.
Entiendo perfectamente a la gente que no le gusta, muchos amigos míos con gustos musicales totalmente afines a mí no los soportan, hasta músicos zaragozanos más que requetenombrados en este blog no los pueden ni ver. El problema viene cuando no sois capaces de tolerarlo y respetarlo. Y ésto viene de atrás, ahora son Joe Crepúsculo o Manos de Topo, antes fueron Astrud. Yo creo que la música es para disfrutarla,a mí no me gustan Vetusta Morla y no me empeño en escucharlos para encontrarle adjetivos despectivos a su música.

A mi las letras de Miguel Ángel Blanca me parecen únicas, geniales, una ironía en la cotidianidad que no encontraba desde los primeros Astrud. No creo que haya que ver "más allá", lo dejas o lo tomas.

Mariana dijo...

A mi me gusta Manos de topo.