martes, 22 de enero de 2008

Give me a hype!!!

Se le llama Hype (del inglés hyperbole) a un producto mediático, como una banda musical, una película o un artista, el cual ha tenido una sobre-cobertura por parte de la prensa o una excesiva publicidad, obteniendo de esta manera una popularidad altísima independiente de la calidad del producto. En términos de moda un hype es el producto que aspira a tener cualquier empresa, el hecho de crear tendencia generando la necesidad en los clientes.



En materia musical creo que la primera vez que oí ese término aplicado a un grupo fue cuando llegaron a España los primeros trabajos de Arcade Fire y Clap your hands say yeah! avalados por la crítica americana. Pero fue con Arctic Monkeys y el apabullante éxito de su primer trabajo cuando la palabra hype empezó a teñirse de NME, y ahora ha quedado prácticamente reducida a esta definición: grupo adolescente británico de punk-rock cuyo nombre aparece publicado en la New Musical Express del último mes. Ya no importa si el disco es innovador o rematadamente malo, son un hype.
Es por eso que habiéndose reducido esta expresión a prejuicios meramente estético-musicales, y demostrando que te puede gustar por igual los grupos suecos de Fikasound o Sigur Rós que Arctic Monkeys o the Maccabees, en esta sección se hablará de discos acuñados como hype, pero con los que yo he disfrutado, bailado y con singles realmente divertidos, independientemente de su repercusión en la historia de la música o de los enfados que hayan provocado en los críticos del Rockdeluxe.

Hecha la presentación de la sección, un aperitivo con uno de los nombres que sonará en 2008: Cajun Dance Party y su primer single publicado :Amylase.

Pronto más entregas y descargas, believe the hype.

2 comentarios:

So Young dijo...

Esta sección promete grandes momentos!

Anónimo dijo...

ahora descubro esta entrada, la foto es de The Kooks, pero imagino que está puesta con toda la intención no?